Los sacaleches pueden resultar muy útiles en la lactancia materna para ciertas situaciones pero, debes conocer bien, no solo sus ventajas sino también sus desventajas.

A veces, la lactancia materna puede resulta un verdadero suplicio para muchas mamás, que no consiguen dar el pecho y un sacaleches les puede ayudar, aunque hay que dejar claro que, aunque la lactancia materna es la mejor opción, siempre es precisamente eso, una opción personal como ya comentamos en nuestro post: Lactancia materna ante todo una opción personal.

¿En qué situaciones es recomendable recurrir a un sacaleches?

Hay situaciones en las que se hace imprescindible recurrir a un sacaleches si queremos que el bebé tome lecha materna.

  1. Bebés Prematuros. En estos casos es muy común que el bebé no pueda mamar o si lo hace, no extraiga la leche de manera adecuada; en estos casos una solución perfecta es extraer la leche materna con un sacaleches y ofrecerla al bebé en un biberón con una tetina adecuada.
  2. Bebés con patologías en la boca o el paladar como el frenillo o labio leporino. Estas afecciones generalmente impiden que el bebé succione correctamente por ello, el recurrir a un sacaleches a veces es la única opción para que estos bebés puedan tomar leche materna.
  3. Momentos de enfermedad del bebé. Si nos encontramos ante un episodio en el que el bebé esta enfermo y esto impide que pueda mamar por sí mismo,  recurrir a un sacaleches es una buena alternativa.
  4. Otras situaciones en las que una mamá puede recurrir a un sacaleches para facilitar la continuidad de la lactancia, es en aquello casos en los que ésta tenga que tomar algún tipo de medicación incompatible con la lactancia ya que se secreta en la leche materna. En estos casos, se puede recurrir a realizar una extracción de leche en los días previos a la ingesta de la medicación, para poder proporcionar leche materna durante los días que dure el tratamiento. Lógicamente en estos casos quizá sea necesario recurrir a una lactancia mixta, ya que no siempre la cantidad de leche que se extraiga será suficiente, a no ser que tengamos una reserva previa congelada.
  5. Por supuesto, los sacaleches suelen ser de gran utilidad cuando las mamás se tienen que reincorporar al trabajo y desean continuar con la lactancia materna, dejando biberones preparados a los cuidadores del bebé e incluso sacándose le leche en los momentos de subida de la leche durante la jornada laboral. Esto funcionará únicamente si en los momentos en los que estamos con el bebé conseguimos que el bebé siga mamando de manera natural.Pero para ser realistas, depende muchísimo del trabajo de la mamá el poder recurrir al sacaleches en horario laboral. Por supuesto que es un derecho de cualquier madre y aplaudimos a todas las mamás que pueden y quieren hacerlo, pero no siempre es fácil ya que requiere un gran sacrificio por parte de las mamás.

¿Cuáles son las desventajas de recurrir a los Sacaleches?

Ahora que ya hemos hablado de todas las situaciones en las que los sacaleches resultan de gran utilidad, también hay que conocer las desventajas que tienen antes de plantearnos recurrir a ellos.

En primer lugar la extracción de leche con sacaleches, no estimula de igual modo la producción de leche que cuando es el propio bebé el que extrae la leche materna, por lo que si no se combina esta práctica con dar de mamar al bebé de forma natural, la producción de leche puede ir disminuyendo e incluso llegar a desaparecer.

Por otro lado, para algunas mamás el proceso de extracción de leche materna con sacaleches resulta bastante desesperante, ya que puede requerir una gran inversión de tiempo para poder  conseguir la cantidad de leche adecuada.

Esto hace que en muchas ocasiones no se produzca un vaciado correcto de la mamá, reduciendo con ello los beneficios asociados a la leche, ya que como sabéis no tiene las mismas propiedades la leche del inicio de la mamada como la del final que es cuando hay más concentración de grasas. Esto puede hacer que aunque estemos dando leche materna está no incorpore todos los nutrientes necesarios.

Otra desventaja de usar sacaleches es que la leche hay que proporcionársela al bebé con biberón, lo que puede hacer que muchos bebés rechacen posteriormente coger el pecho, ya que en biberón la extracción de leche no les requiere esfuerzo a diferencia de lo que ocurre con la  amamantación natural.

¿Qué tipos de Sacaleches podemos encontrar?

  • Sacaleches manual. Su coste es más reducido, por lo que si lo vamos a usar para un periodo corto puede ser más recomendable. Además la intensidad de la succión la marca la propia mamá pudiendo ser menos dolorosa. Como desventaja decir, que requiere más dedicación y un proceso más largo y más cansado para la mamá.
  • Sacaleches eléctricos. Si vamos a realizar extracciones diarias y durante un período de tiempo largo es más recomendable ya que agiliza el proceso. Permiten ajustar la succión y la velocidad, pero a veces no se adapta a todas las mamás y puedes resultar incomodos para algunas mamás.
  • Sacaleches Eléctricos Dobles. Permiten una extracción simultánea de los dos pechos a la vez. Es ideal para cuando requerimos grandes extracciones de. No obstante dada la sensibilidad que puede producir en algunas mamás el proceso de extracción de leche, no es recomendable para todas las mamás. Eso sí, para aquellas que lo soporten bien son un tipo de sacaleches totalmente recomendables, suelen ser más duraderos y permiten un volumen de extracción más rápido.

Si os decidís por un sacaleches eléctrico, una buena opción son los sacaleches Madela Swing.

Se trata de un sacaleches muy cómodo, con un tamaño reducido por lo que es fácil de transportar si tenemos que recurrir a él, por ejemplo en el trabajo. Además a pesar de ser eléctrico es bastante más silencioso que otros sacaleches eléctricos, algo que agradeceréis si mientras lo estáis usando queréis realizar alguna otra actividad.

También es fácil de limpiar, algo clave cuando hablamos de la higiene de nuestros bebés. Y por último concluir al funcionar también con pilas,  no necesita estar enchufado a la red eléctrica para funcionar, ya que tener que tener un enchufe cerca puede ser algo bastante engorroso.

En el Blog Todo Maternidad podéis encontrar información mucho más detallada para que os forméis una opicnión más completa.

Ahora que os hemos contado todo, solo concluir que si tenéis oportunidad y queréis dar el pecho  lo mejor es hacerlo de forma natural, pero si tenéis que recurrir al sacaleches no os torturéis es algo normal, y sobre todo tener si finalmente optais por no seguir con la leche materna, ante todo no os culpabiliceis, no por ello vuestros hijos se van a criar peor ni vosotras sois peores madres.

Share.

About Author

Mamá de una niña 8 años, compaginando mi carrera profesional en Marketing con la maternidad. Aprendiendo cada día de mi pequeña lo que realmente importa en la vida.

Leave A Reply

Current ye@r *