No hace más de 4 meses que empezamos a tomarnos en serio la tarea de quitar el pañal nocturno, ya que a pesar de que nuestra pequeña, ya tenía más de 4 años, no veíamos que todavía estuviera madura en este aspecto ya que,  por ciertas circunstancias, su descanso nocturno, nunca ha sido demasiado bueno y esto le afectaba.

Pues bien, la tarea  no está siendo nada sencilla. Siempre que he hablado de este tema con otros papás o mamás, siempre me dicen que para ellos, no supuso mucho trabajo. Pues bien, para nosotros está siendo complicadísimo.

Estos son los consejos que siempre te dan para ayudar a tu hijo a no hacerse pipí en la cama:
  1. No beber en exceso las horas antes de ir a la cama
  2. Que el pequeño haga pipi antes de ir a la cama
  3. Animarle a que si se levanta por la noche haga pipi antes
  4. No ponerle pañal
  5. Involucrarle en el proceso,  al niño, auto motivarlo y reforzarle para que lo consiga
  6. Hacerle colaborar en el cambio de ropa, de sábanas…etc
  7. No regañar al niño, ni castigarle. ni enfadarse con el cuándo se hace pipí.
Perfecto,  y ¿qué pasa, cuando todos estos consejos se siguen  a raja tabla, y el niño tan solo 1 o 2 horas después de haberse levantado a hacer pipí, vuelve a hacérselo en la cama?

Pues bien, después de buscar mucha información, me ha sorprendido bastante descubrir que hay una causa genética: Existen un 30% de probabilidades de que el niño se haga pipí si uno de sus padres tuvo este mismo problema, y un 50% si lo tuvieron los dos.

Y luego están los factores psicológicos, que no quiere decir, necesariamente que el niño tenga un problema grave, simplemente cualquier cambio que no haya podido asimilar, algún rechazo a algo de su entorno, un exceso de sobreprotección…pueden ser los causantes de la enuresis nocturna

En cuanto a la solución, hay expertos que hablan de enseñarle técnicas de retención al niño para que las practique durante el día; sinceramente no  veo claro que un niño cuente hasta 10 o hasta 20 antes de ir a hacer pipi: ¡ Si la mayoría de los peques van al baño en el último segundo, cuando ya no aguantan más! ¡Cómo para decirles que encima esperen 20 segundos!

También he visto que existen avisadores , unos aparatos que se conectan con la ropa interior y cuando ésta se humedece,  despiertan al niños mediante sonidos: Pues sí, ¡Cómo que el niño se va a dejar puesto el aparatito toda la noche…!

Incluso existe,  hasta tratamiento farmacológico para reducir la cantidad de orina. Pues tampoco lo veo como una solución, ya bastante medicalizados están nuestros niños hoy en día, cómo para medicarles también por esto.

Pues bien, os digo lo que voy a hacer yo para seguir intentando controlar esta cuestión: Tener claro, que algo le está pasando a mi pequeña, cuando después de casi un mes, sin hacerse pipi, ahora se lo hace todas las noches, y atajarlo.

¿Cómo?

Hablando con su profesora, para entender que le pasa en el cole, hablar con la familia para que traten el tema con delicadeza, si es necesario buscar ayuda profesional para tratar la parte psicológica que pueda ser la causante de  la enuresis, pero sobre todo seguir hablando y hablando con mi pequeña, para que sepa que todo pasará y que lo conseguirá.

Y mientras que se va solucionando, lo más importante:

Seguir usando unas estupendas y modernas fundas de colchón, superabsorbentes y transpirables, tener a mano juegos y juegos de sábanas, con mudas y pijamas, equiparme con detergente, poner una lavadora diaria, y sobre todo pensar en que nuestro niño no lo hace aposta, que no tiene la culpa, y que:

No es el fin del mundo, al fin y al cabo solo son sábanas y pijamas mojados, que se lavan y se secan.

Share.

About Author

Mamá de una niña 8 años, compaginando mi carrera profesional en Marketing con la maternidad. Aprendiendo cada día de mi pequeña lo que realmente importa en la vida.

Leave A Reply

Current ye@r *