Llevábamos,desde antes de Navidad, explicándole a Zoe, que se tenía que portar muy bien, porque iban a venir Los Reyes Magos, y que cómo son magos, ven a los niños, y se enteran si se portan bien o mal, y según eso les traen más o menos juguetes.

Pues bien, esto fue aceptado con la máxima naturalidad, y después de que vinieran los Reyes Magos, Zoe a modo de broma, dijo que ya se podía portar mal, porque ya le habían traido los juguetes, y cómo es lógico le dijimos que eso no valía, porque los Reyes Magos siguen “vigilando” a los niños todo el año.

Cual es mi sorpresa cuando días después cuando la voy a meter en la bañera, me dice muy seria su peque ocurrencia:

Mamá no me desnudes, que me ven los Reyes Magos el culito, porque tú me dijiste que están mirando siempre a los niños, y me da mucha vergüenza que me vean desnuda.

Y claro, cuando después de más de 15 días, seguimos con la misma cantinela baño tras baño, ya no se que más decirle, así que sólo espero que se le acabe pasando.

 

Zoe (5 años)

 

 

[review position="bottom"]
Share.

About Author

Mamá de una niña de casi 7 años, compaginando mi carrera profesional en Marketing con la maternidad. Aprendiendo cada día de mi pequeña lo que realmente importa en la vida.

Leave A Reply

Current ye@r *