el-chupete-es-malo-para-los-dientes

¿Es verdad que el chupete es malo para los dientes?



El chupete es malo para los dientes, es la típica cosa que como madres oímos constantemente cuando nuestro bebé lleva chupete.

¿Pero qué hay de verdad en que el chupete es malo para los dientes?

En primer lugar decir que según la asociación española de odontología pediátrica el chupete a priori no tiene ningún efecto nocivo para los dientes del bebé.

Es decir podemos dejar que nuestro bebé use el chupete sin temor a que tenga una futura malformación en su dentadura.

Para que el chupete llegase a ser malo para los dientes del bebé tendrían que darse muchos factores conjuntos.

¿Qué factores pueden hacer que el chupete llegara a ser malo para los dientes?el-chupete-es-malo-para-los-dientes

En primer lugar el tiempo de uso. Normalmente los bebés a medida que crecen tienden a tener menos dependencia del chupete y se acaba usando únicamente paraq dormir o en momentos de llantos o dolor. Con una frecuencia de uso normal, en torno a 6 horas de uso diarias no podemos concluir que el chupete es malo para los dientes.


En segundo lugar está el factor de la edad. Hasta los 3 años el bebé puede usar el chupete sin problema  y sin temor a que sus dientes se vean afectados. A partir de 3 años si no hemos conseguido retirar el chupete al bebé podrían empezar a producirse algunos inconvenientes si uso es prolongado. Pero si lo usan únicamente para dormir y luego lo tiran a los pocos minutos, tampoco sería nada demasiado grave.

 

Por último hay que decir que la alternativa al chupete, es decir chuparse el dedo, si que tiene mucho más riesgo de que el niño pueda tener los dientes descolocados en el futuro.

Pero no se debe tampoco a que se chupe el dedo hasta losdos  o tres años, sino porque puede convertirse en un hábito que no podamos contener y chuparse el dedo puede hacer que se deforme el paladar y las encías.

Es decir, el chupete se puede hacer desaparecer, pero el dedo del niño está siempre con él y puede ser mucho más complicado eliminar ese hábito si a los 3 o cuatro años el niño se sigue chupando el dedo.

Por tanto si el bebé reclama un chupete porque su instinto de succionar es fuerte, podemos estar tranquilos porque hay que desmentir que el chupete es malo para los dientes si se retira a tiempo y no se usa en exceso.

Leave a reply

Current ye@r *