ansiedad postparto

Ansiedad postparto. ¿Qué es y cómo detectarla a tiempo?



La ansiedad postparto es mucho más frecuente de lo que podemos imaginar.

Después del parto se produce una bajada considerable de las hormonas que una mama ha estado teniendo durante el embarazo.

Casi un 80% de las mujeres después de dar a luz sienten cierta tristeza y una ligera ansiedad

Esto es debido a esta bajada de hormonas, pero por norma general suele pasarse en una o dos semanas.

En el caso de que los síntomas perduren más tiempo hay que estar alerta.

Porque ya podemos estar hablando de ansiedad postparto que puede llegar a desembocar en una depresión postparto.

Pero,¿ cuáles son las señales de alarma de la ansiedad postparto?

  • Sensación de falta de aire, palpitaciones, inquietud…

Estos son los síntomas habituales que suele sentir una persona cuando está sufriendo una etapa de ansiedad.

A veces pueden complicarse con dolores en el pecho y con otros síntomas físicos como dolor de estómago, jaquecas…

Si estos síntomas no tienen una explicación física, generalmente son psicosomáticos y son causados por la propia ansiedad.

Cuando estos síntomas se producen tras el parto, pueden ser un síntoma inequívoco de ansiedad postparto y se debe hablar con el médico de inmediato.

  • Cambios de humor repentinos.

Es normal sentir cansancio cuando llega un bebé y sentir que no tenemos tiempo de nada.

Una situación de agotacimiento puede desembocar en momentos de agobio o tristeza.

Pero cuando pasamos de un estado de normalidad a un estado de ansiedad repentino, lloros o ataques de rabia…, sin causa directa, es cuando debemos preocuparnos.

  • Miedo constante.

Sentir miedo y temor constante por lo que pueda sucederle al bebé.

Tener pesadillas en las que se producen situaciones agobiantes  o de peligro.

Tener miedo a que otra persona se encargue de cuidar el bebé…

Cualquiera de estas cosas pueden ser una señal de alarma.

Es normal tener instinto de protección hacia el bebé y sentir cierta preocupación.

Pero cuando el miedo se convierte en irracional y es constante, puede ser síntoma de que sufrimos ansiedad postparto.

  • Apatía, cansancio y desgana

Tener un bebé implica lógicamente mucho desgaste físico y emocional, con pocas horas de sueño.

Pero si se entra en un bucle en el que la mamá deja de sentir ganas de salir de casa, de levantarse del sofá o de realizar cualquier tarea o actividad, es un síntoma claro de un problema emocional postparto.



  • Perdida o aumento de apetito

Un síntoma de ansiedad postparto puede ser el dejar de comer o por el contrario intentar paliar los síntomas de la ansiedad comiendo a todas horas.

Esto último además puede agravar mucho más el problema de ansiedad y depresión si degenera en un aumento de peso excesivo.

Esto puede hacer sentirse a la mamá insegura de si misma y ser una barrera mayor para paliar el problema.

  • Problemas para conciliar el sueño

Hay una falta de sueño normal con la llegada de un bebé.

Por ello lo normal es que la mamá se quede dormida en un abrir y cerrar de ojos, aunque solo sea una siesta de media hora.

Si, por el contrario, la mamá en estos intervalos en los que puede intentar dormir, no lo consigue, es un indicador claro de que algo no va bien.

En estos casos es imprescindible buscar ayuda,

Si de por sí el cansancio y la falta de sueño provocan alteraciones importantes en el estado de ánimo, la situación puede agravarse aún más si no se consigue dormir ni siquiera en pequeños periodos de tiempo.



Lógicamente  el grado de la ansiedad postparto puede variar mucho de unas mamás a otras, con síntomas apenas perceptibles para algunas y que pasan solos, o por el contrario ir acentuándose.

Si además se ha producido ansiedad en el embarazo, pueden existir mayores probabilidades de que se produzca ansiedad postparto.

En el caso de que se produzca concordancia de muchos de estos síntomas, y que no pase tras 2 o 3 semanas después del parto, lo mejor es que se hable con el médico o con un psicólogo o pedir cualquier tipo de ayuda.

Los síntomas de la ansiedad postparto pueden ser tratados fácilmente si se cogen a tiempo y se controlan antes de que se agraven.

Leave a reply

Current ye@r *