Los vigilabebés de hoy en día se han convertido en verdaderos aparatos de espionaje, al más puro estilo James Bond: cuentan con cámara, realizan videos y fotografías de manera automática, disponen de conexión wifi, puedes conectarlas a tu televisión, almacenar las fotos y vídeos en tarjetas de memoria…

Y yo me pregunto, ¿tienes un bebé en casa o se trata del mismísimo “Goldfinger” al que tienes que vigilar constantemente y controlar todos sus movimientos con un vigilabebés ultrasofisticado?

Es increible ver cómo la tecnología ha evolucionado y como se ha puesto al servicio de las personas para hacernos la vida más fácil, pero ¿no estamos perdiéndo un poco el norte?

Los productos infantiles son un verdadero filón para las grandes empresas que saben que los padres que pueden  no escatiman a la hora de ofrecer lo mejor a sus bebés pero creo que estamos llegando a unos niveles de consumismo realmente absurdos en lo que a la compra de productos infantiles se refiere.

Teniendo claro que un vigilabebés en realidad no es un aparato imprescindible, no podemos negar que  sí que puede resultar útil en determinadas ocasiones pero, ¿realmente es necesario que tenga una infinidad de funcionalidades que probablemente no vamos a usar nada más que los primeros días y por la novedad que suponen?

  • ¿Realmente necesitas que tu vigilabebés tenga visión nocturna de gran distancia? ¿Cuantos metros tiene la habitación de tu bebé?
  • ¿Necesitas conectarle 4 cámaras más? Bueno es probable, que necesites ver a tu bebé desde 4 ángulos diferentes para tenerle controlado en todo momento, no vaya a escaparse de la cuna por un túnel secreto.
  • O por ejemplo,¿merece la pena pagar más para que el vigilabebés tenga una función de cámara con zoom? Quizá si, quizá necesitas ampliar la imagen para ver en detalle si realmente tu bebé tiene los ojos cerrados o si en realidad lo quiere es intentar despistarnos para empezar la fuga nocturna…
  • Puede también que necesites que el aparato vigilabebés le cante nanas a tu bebé para que se duerma, no vaya a acostumbrase a la voz calidad de su mamá o su papá cantándole…

Ahora fuera de bromas, a la hora de elegir un vigila bebés ya sea para nuestros propios bebés o para hacer un regalo, te recomendamos valorar las funcionalidades que realmente vas a necesitar ya que ésto puede hacer que su precio varie considerablemente. Es probable que con un vigilabebés más sencillo y económico tengas más que suficiente para el uso que realmente le vas a dar.

Pero si realmente te lo puedes permitir y quieres un vigilabebés de última generación, no vamos a ser nosotros los que te quitemos la idea de la cabeza, solo te aconsejamos que entes de elegir compares un poco.
Por ejemplo, en esta web de reviews puedes encontrar opiniones sobre diversos vigilabebés y muchos otros productos, lo que te puede ayudar antes de decantarte por una u otra opción.

Tú que opinas de que los vigilabebés de hoy en día tengan todas estas cosas? ¿Crees que realmente son útiles o que solo son características que hacen incrementar su precio sin ser realmente necesarias? ¿Nos recomiendas algún vigilabebés? Gracias por tus aportaciones!

 

 

Compartir

Sobre el Autor

Mamá de una niña de casi 7 años, compaginando mi carrera profesional en Marketing con la maternidad. Aprendiendo cada día de mi pequeña lo que realmente importa en la vida.

Comments are closed.