Los juguetes educativos, pensando que estamos a pocas semanas de las esperadas vacaciones de verano para los peques de la casa, pueden ser una buena opción para reforzar conceptos y evitar los períodos de aburrimiento.

Para muchos afortunados será una época de jugar, descansar y no pensar en tareas y estudio hasta el curso que viene, pero también se trata de una época con muchos períodos de inactividad que,  para muchos niños se traduce en demasiadas horas de televisión, ordenador, móvil o consolas que no les aportan absolutamente nada y que pueden ir en detrimento de todo el hábito de concentración y estudio que han tenido que aprender a realizar durante el curso.



No creemos que haya que restringir por completo estas actividades sino que las podemos combinar con otras que estimulen un poco más su cerebro.
Regalándoles este verano juguetes educativos, podemos reforzar materias como  lengua, matemáticas, inglés, ciencias o incluso existen juegos educativos relacionados con el deporte que pueden resultar muy interesantes para muchos niños.

Este tipo de juguetes educativos, son ideales para seguir estimulando a los niños y que no entren en el estado de “atrofia mental”, con el que suelen acabar algunos pequeños después del verano, además podemos jugar en familia, por lo que puede convertirse en una actividad ideal por ejemplo, para esas temidas horas de “digestión” antes de bañarnos en el mar o en la piscina o para las tardes lluviosas de verano.

Lógicamente, existe una oferta muy extensa en cuanto a juguetes educativos. Pero antes de elegir los juguetes educativos más adecuados para tu hijo, hay una serie de cuestiones que te pueden ayudar a elegir bien

  1. Elige una tienda que te proporcione suficientes alternativas para que puedas elegir aquella materia o área de interés más adecuada para tu hijo
  2. No solo vale con que diga Juego Educativo, tiene que serlo realmente. Asegúrate que sea un producto que efectivamente vaya a cumplir la función que predica.
  3. Tienen que ser divertidos a la vez que favorezcan el aprendizaje. No sirven si solo se centran en el aprendizaje, si los juegos educativos que elijas no les divierten acabará en el fondo del armario.


  4. La calidad del juguete educativo es importante. Asegurate de que estén fabricados con buenos materiales, que sean resistentes y sobre todo que no puedan ser peligrosos sobre todo si el niño es pequeño.

Nuestro consejo es que penséis en algún tema o materia que creéis que le interesa a vuestro hijo o al contrario, que precisamente porque no le interesa demasiado es especialmente necesario que lo refuerce este verano y que echéis un vistazo a la oferta en juguetes didácticos que hay antes de decidiros, pero sinceramente creemos que es una alternativa estupenda para mantener a los niños entretenidos este verano.

¿Habéis comprado alguna vez juguetes educativos? ¿Cuales recomendáis a otras mamás? Vuestras aportaciones serán de gran ayuda. Dejad vuestros comentarios.

Share.

About Author

Mamá de una niña de casi 7 años, compaginando mi carrera profesional en Marketing con la maternidad. Aprendiendo cada día de mi pequeña lo que realmente importa en la vida.

Leave A Reply

Current ye@r *