Hay muchos niños que tienen miedo a Halloween, sobre todo los más pequeños, aunque a la mayoría de los niños les encanta.

En los últimos años, hemos observado como Halloween, una fiesta tradicionalmente estadounidense, ha traspasado las fronteras de una manera exponencial, quizá por la influencia del cine y las series infantiles y juveniles, donde los niños y los adolescentes interiorizan toda la cultura americana y tienden a hacerla propia.

Si en la serie de moda de turno celebran Halloween y parece que se lo pasan genial ¿por qué no hacemos lo mismo aquí?

No tengo nada en contra de enriquecer la cultura y las costumbres con influencias externas, pero precisamente creo que ésta es una fiesta muy poco apropiada para los más pequeños.

¿Cómo podemos intentar explicar a un niño, que otro más mayor va disfrazado de zombi, de Drácula, etc, sin que entiendan que es cada personaje? ¿Cómo explicarle a un niño que los monstruos, los zombis no existen, si luego ve a niños disfrazados así?

Y podemos elegir libremente no celebrar esa fiesta si tenemos niños pequeños, pero el problema no se reduce a nuestro hogar; cuando de repente, llaman a tu casa en la noche previa al día de todos los santos y unos chavales te dicen “truco o trato, que hacemos? Les decimos que no celebramos la fiesta?.

Hasta en los colegios de nuestro país, celebran dicha fiesta, ¿cómo podemos escapar a ella? No vas a decir a tus hijos que ellos no se disfrazan cuando todo el mundo en su colegio lo hace.

Sinceramente ya he conocido muchos casos de niños que siente verdadero miedo a halloween, sobre todo los niños pequeños, que no entienden por qué alguien se disfraza para asustar a los demás, y sobre todo, con una edad en la que son altamente susceptibles y todavía no tienen mucha capacidad de discernir entre la realidad y la ficción.

Pues bien, ya que esta fiesta parece que se ha arraigado en nuestra sociedad, lo mejor es intentar trasladársela de una manera positiva a los más pequeños, siempre tratando de hacerles ver la parte positiva y evitarles que así que tengan miedo a Halloween.

miedo a halloween

Algunas de las claves para hacer más llevadera esta fiesta a los más pequeños y evitar el temor que puede producirles Halloween, pueden ser:

  • Trasmitir a los niños que es un día para disfrazarse de lo quieran y contar con ellos para elegir el disfraz
  • Explicarles que en Halloween,  van a poder comer chuches y repartirlas entre los demás niños y que eso es divertido, que no da miedo.
  • Contar a los peques que lo que ven son personas normales, que solo se han disfrazado y que no tienen por qué dar miedo.
  • Algo más arriesgado puede ser que Mamá o Papá se disfracen de algo que de “un poquito de miedo”, pero que sean reconocibles, así entenderán que lo que ven en otras personas es lo mismo y por tanto no hay por qué tener miedo a Halloween.
  • Explicarles que ese día en el colegio va a ser un día especial, diferente, en el que van a jugar y a divertirse, y que no van a tener que hacer tareas

Está claro que ese miedo a Halloween desaparecerá cuando sean un poco más mayores e incluso tendréis que celebrar la fiesta cómo los que más, disfrazaros y hasta decorar la casa, pero bueno es lo que toca y no podemos nadar siempre contracorriente.

Share.

About Author

Mamá de una niña 8 años, compaginando mi carrera profesional en Marketing con la maternidad. Aprendiendo cada día de mi pequeña lo que realmente importa en la vida.

1 comentario

Leave A Reply

Current ye@r *