Por el derecho al aborto, legal, libre seguro y gratuito

El próximo 22 de noviembre, se vuelve a abrir la polémica sobre el aborto, ya que un colectivo que se hacen llamar “CADA VIDA IMPORTA”, ha convocado una manifestación en Madrid. Según ellos abogan por la defensa de la vida, la mujer y la maternidad y,  lejos de querer hacerles publicidad, no he podido sino, hacer una reflexión al respecto.

De nuevo, el encontrarme con este tipo de personas me hace plantearme el tipo de sociedad en el que vivimos. Una sociedad tocada y marcada por siglos de una educación retrógrada, y coactiva, entretejida con los hilos de un catolicismo obsoleto y represor, que en su afán evangelizador de siglos de tradicción, quieren seguir adoctrinando y aleccionando sobre sus convencionalismos morales.

Analicemos su eslogan en el que hablan de la defensa de la mujer. Bien, ¿exactamente de que le están defendiendo? ¿Le están defendiendo de tener que pasar por un embarazo aun cuando no lo desea? ¿Le están defendiendo de tener que someterse a infinidad de cambios físicos en su cuerpo, pruebas médicas, pasar por un parto o una cesárea, enfrentarse a consecuencias laborales, familiares o económicas, y sobre todo de tener que soportar mentalmente durante 9 meses, la culpabilidad de llevar a un ser vivo en su interior, al que con toda seguridad quiere de antemano, pero que por sus circunstancias personales, no va a poder dar todos lo que ese ser vivo se merece?

Si realmente defendieran a la mujer, no la tratarían como un mero contenedor sin derechos de ningún tipo, ni pensarían que una mujer decide poner fin a un embarazo por capricho ni de manera frívola. Les dejo un estracto del video de 50 voces por el derecho a un aborto legal, libre, seguro y gratuito, para que vean la tipológía de las mujeres que deciden abortar.

“Las mujeres que abortan son adolescentes, adultas; usaron métodos anticonceptivos, no los usaron; están casadas, solteras, viudas, divorciadas; tuvieron educación sexual, jamás hablaron de sexo con nadie; son católicas, judías, musulmanas, no creen en nada; son pobres, trabajan, temen ser despedidas; tuvieron relaciones sexuales con el novio, con el marido, su amante; están a favor del derecho al aborto, en contra”.

Pueden ver el video completo a lo mejor les hará reflexionar: www.youtube.com/watch?v=pZRKnJIdpKo

Pasar por un aborto, es una experiencia traumática y dolorosa, no solo física sino también mental, y señores, y sí digo señores a conciencia, que sois los mayores promotores de esta causa, no tienen ustedes potestad de hacer juicios de valor sobre una situación en la que no se van a encontrar en su vida.

Ahora analicemos la parte del derecho a la maternidad. Por una parte, la maternidad también suele llevar, por forzosas razones naturales, otra figura, la paternidad. ¿Qué pasa que en vuestra mentalidad retrógrada, solo son las mujeres las que tienen que criar a los hijos? Más allá de esa visión, que considero algo machista, lo más importante la maternidad, es que siempre tiene una consecuencia inevitable, que nace un niño.

El pasado 20 de noviembre fue el día internacional de los derechos del niño, por los que les paso a detallar algunos de estos derechos.

  • Derecho a la vida Todo niño tiene derecho a vivir. Esto significa que todo niño tiene derecho a no ser asesinado, a sobrevivir y a crecer en condiciones óptimas.
  • Derecho a la educación.Todo niño tiene derecho a recibir una educación, a disfrutar de una vida social y a construir su propio futuro. Este derecho es esencial para su desarrollo económico, social y cultural.
  • Derecho a la alimentación. Todo niño tiene derecho a comer, a no pasar hambre y a no sufrir malnutrición. Sin embargo, cada cinco segundos muere un niño de hambre en el mundo.
  • Derecho a la salud Los niños deben ser protegidos de las enfermedades. Se les debe permitir crecer y convertirse en adultos sanos, esto contribuye de igual manera al desarrollo de una sociedad más activa y dinámica.
  • Derecho a la libertad. Los niños tienen derecho a expresarse, a tener opiniones, a acceder a la información y a participar en las decisiones que los afectan. Los niños tienen derecho a la libertad de religión.
  • Derecho a la protección. Los niños tienen derecho a vivir en un contexto seguro y protegido que preserve su bienestar. Todo niño tiene derecho a ser protegido de cualquier forma de maltrato, discriminación y explotación.

Sobre todo observen con atención las partes resaltadas y piensen, ¿cuándo apelan al derecho a la vida bajo cualquier situación o circunstancia de la madre…van a velar también porque esos derechos del niño post nato? Sinceramente creo que no, una vez que hayan obligado a la madre a tener a un hijo no deseado, se desentenderán y que cada uno sujete su vela, verdad?

Ustedes apelan al derecho a la vida, de acuerdo, pero ¿qué vida creen que van a tener esos niños que ustedes quieren traer a este mundo bajo cualquier circunstancia? ¿Creen que una madre, sin recursos económicos, sin apoyo familiar, sin posibilidades de compatibilizar su vida laboral con el cuidado de su hijo y/o que no tenga la madurez suficiente para garantizar su seguridad o educación, va a poder garantizar todo lo que un niño se merece?

Sinceramente, si de verdad entendieran esa maternidad que, con tanto ahínco defienden, se darían cuenta de que la maternidad tiene que ser una decisión personal, no una cuestión de estado, ni de religión, ni sobre todo, de su supuesta moralidad.

Decirles, en conclusión, que soy madre y que, por suerte para mí, nunca me he visto en la coyuntura de tener que decidir si abortar o no, pero entiendo a las mujeres que si han tenido que pasar por ello, y les puedo asegurar que ninguna de ellas, habrá tomado esa decisión de una manera frívola como ustedes hacen entrever en este tipo de actos; infórmense mejor y no falten a la verdad, el derecho al aborto no implica necesariamente un aumento de abortos.

Para mí, la maternidad es una de las cosas más maravillosas que he hecho en vida, pero les puedo asegurar que es precisamente, porque he decidido ser madre, cuando, cómo y por las razones que he querido, y es por ello, que mi hija, es una niña, deseada, feliz, cuidada y protegida, y no uno de tantos niños que viven bajo el umbral de la pobreza, con familias desestructuradas, faltos de cariño, faltos de educación, pero ustedes dormirán tranquilos porque han luchado por su derecho a la vida.

Por favor, dejen ya de inmiscuirse en la vida de la gente y mirénse sus propios ombligos. ¡Qué ustedes no quieren abortar,  no aborten! pero,  ¿qué les da derecho a juzgar a las mujeres que antes de que se forme una vida biológicamente viable, deciden eliminar esas células de su cuerpo, para que precisamente no lleguen a convertirse en una vida?

En definitiva, señores, revisen su eslogan, porque soy una de tantas mujeres y madres, que defiende el derecho al aborto, pero que por supuesto, también defiende la vida, defiende la maternidad y por ende, que defiende a las mujeres.

Share.

About Author

Mamá de una niña de casi 7 años, compaginando mi carrera profesional en Marketing con la maternidad. Aprendiendo cada día de mi pequeña lo que realmente importa en la vida.

3 comentarios

  1. Adriana Moreno on

    Totalmente de acuerdo, yo también soy madre pero he decidido si quería serlo o no. Yo lo he decidido, nadie debería decidir por mi.

Leave A Reply

Current ye@r *